Aprendizaje continuo.

Como Artista 3D tengo un perfil generalista. Siempre he intentado profundizar en las diferentes especialidades y flujos de trabajo para defenderme en modelado, iluminación y render, creación de materiales, topología, efectos...

Tengo conocimientos y experiencia en animación y rigging, aunque nos son los campos que más domino. Suelo tirar de Mixamo u otras herramientas para agilizar estos procesos.

Empecé a aprender 3D hace ya casi 20 años, con 3DsMax y V-Ray, desde entonces lo he utilizado de manera intermitente. Hace un par de años que he estoy trabajando bastante con Z-Brush y Substance Painter, y en los ultimos meses estoy intentando adaptarme a Blender.

Siempre he pensado que la experiencia con uno u otro programa es algo que, si bien no es trivial, no es el aspecto más importante.

En la creación en 3D hay que tener claros muchos aspectos técnicos. Lo que supone entender, por ejemplo, como funciona un normal map, como es una buena topología, un flujo de trabajo no destructivo, qué supone trabajar con luz lineal o, en creación de materiales, cual es la diferencia entre un flujo de trabajo metallic/roughness y uno specular/glossines.

Por otra parte, está la dirección artística, los conocimientos de anatomía... la búsqueda de referencias o el sentido de la proporción. Que son cuestiones más difíciles de interiorizar que los menús y opciones de un programa concreto.